Otros tiempos



Hoy es el día mundial de la fotografía y como tal, quería poner de nuevo de manifiesto lo que pienso sobre la misma. A mi entender es un arte que va más allá de la técnica, que por supuesto, hay que saber, pero que en definitiva no marca lo que al final importa, y es el mensaje que hay detrás, lo que inspira a contemplar una imagen y que esa escena te diga algo, un contenido, un motivo que te dé que pensar. Es el plus que se le añade a la técnica previamente aprendida y que compone, a mi manera de entender, lo que significa para mí este mundo.


Mi objetivo con la fotografía siempre ha sido el mismo y lo seguirá siendo, y es el de transmitir un mensaje, un sentimiento, siendo este el caso de la foto que podéis contemplar. Si os fijáis, hay una señora mayor sentada en su silla de ruedas, acompañada de su marido y de su perrita, ambos mayores también.


Desde hace un par de meses llevo contemplando esa misma escena prácticamente casi todos los días, así que decidí por sacar mi móvil e inmortalizarles para siempre.


No bajan al mar, ellos llegan, y antes de sentarse, el hombre con mucho cuidado va girando la silla hasta colocarla de la mejor manera posible para que su mujer se sienta cómoda y contemple la playa. Coloca la sombrilla amarrada a la barandilla de la pasarela y justo al lado de la mujer, su perrita, fiel acompañante también que no se separa de su lado en todo el tiempo que dura su visita al mar.


De vez en cuando, la anciana baja su mano para acariciar a su perrita mientras esta mueve su rabito como gesto de felicidad. Su marido, siempre pendiente, tiende su mano sobre la de su mujer y le cuenta una historia con la que ella le suelta una sonrisa.


Muchas veces que les miro, les imagino en otros tiempos, cuando eran más jóvenes, los dos caminando agarrados de la mano y de la otra su perrita por la orilla del mar, riéndose con una simple mirada cómplice de historias vividas y de momentos que ya no volverán, pero que permanecerán ahí para siempre. De ahí el título, porque cuando les veo y les observo, es lo que me transmiten y me hacen sentir.


La importancia de cuidar el uno del otro, no solo en pareja, sino en conjunto, como algo común, es indispensable, ya no solo por motivos de salud, sino de felicidad.


Compartir es otra de las claves, tal y como vemos en esa foto, con el cariño que ese hombre trata a su mujer en esos momentos que les quedan por vivir, los besos que les quedan por dar, los paseos hasta llegar al mar y los atardeceres por contemplar. Todo es una suma de experiencias que al final es lo que nos llevamos cuando acabemos el breve camino de la vida.


Lo que cuenta son las personas que amas, los recuerdos que dejas... Y lo que llevas por dentro.

@ivandelprestamo




47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No limits